«

»

Ago 01

Peterbilt 389

Mucha gente identifica al Peterbilt 389 como un camión para arrastres largos, pero este modelo también se puede utilizar para aplicaciones vocacionales aprovechando los motores potentes y eficientes, buenos acabados y cabinas muy cómodas para el usuario.

Hay un viejo refrán que dice que “la primera impresión jamás se olvida” y es que no es fácil cambiar la percepción de la gente. Por ello quizá muchos de ustedes se extrañen al ver al Peterbilt 389 en el apartado de vocacionales, pero este camión no es ajeno al cambio y para muestra un poco de historia. El 389 nació para reemplazar a un modelo que prácticamente era una leyenda en Peterbilt, el el mítico 379. Pero como lo único constante en esta vida es el cambio, especialmente en una industria donde tienes que lograr avances tecnológicos y estilísticos para no estancarte, llegó la hora de avanzar. Y es que no solamente tienes la presión de tus competidores; en muchas ocasiones, las regulaciones gubernamentales te obligan a cambiar el diseño y la tecnología del camión. Pero esto puede ser algo muy bueno si sabes cómo mover las piezas a tu favor.

Si bien muchos puristas se sienten más que incómodos al tocar el buque insignia de una marca, ni siquiera los fanáticos más empedernidos del 379 encontraron motivos de queja en el 389. Sí, hay cambios, pero no podía ser de otra manera si Peterbilt esperaba cumplir con las regulaciones de la EPA de 2007. Entre las novedades en aquel entonces estuvo un radiador más grande, pues la capacidad de enfriamiento necesitaba ser mayor. Otra era una mejor eficiencia en el consumo de combustible, que era doblemente complicada debido al uso obligatorio de diesel ultra bajo azufre. Esto redujo la eficiencia en alrededor del 1 por ciento, algo que Peterbilt compensó con una mejor aerodinámica.

Diseño

El 389 personifica toda la herencia de Peterbilt, combinándola con un diseño comprobado que crea un clásico instantáneo. El uso de componentes ligeros, como la cabina y el cofre de aluminio, además de suspensiones de bajo peso, permiten una mayor capacidad de carga. Las mejoras aerodinámicas y un paquete opcional de eficiencia de combustible permiten visitas menos frecuentes a las estaciones de servicio, lo que sumado a una buena confiabilidad da como resultado un bajo costo de operación.

Entre los cambios más notorios respecto al 379 está un cofre más largo y un incremento en la distancia de la defensa a la fondo de la cabina (BBC por sus siglas en inglés) de 127 a 131 pulgadas. Esas cuatro pulgadas se utilizan en el cofre, para alojar el nuevo radiador, y otra novedad es que el ventilador está sujeto al bloque del motor y no al carenado del radiador. Para que la maniobrabilidad no se viera afectada por el incremento en el tamaño, Peterbilt dotó al 389 con pasos de rueda más grandes y un diámetro de giro de 50 grados. Y para los que quieren que su camión luzca bien, Peterbilt tiene disponible el paquete Pride & Class, el cual lleva una parrilla con “branquias” en lugar de la típica malla y defensas pulidas, entre otros componentes que mejoran la apariencia del 389.

Los faros flotantes de aluminio llevan focos de halógeno y están protegidos por una carcasa resistente a los impactos. A pesar de no ser tecnología de punta, iluminan bien la carretera, ayudando a reducir la fatiga del conductor al manejar por la noche. Otro elemento que se agradece es el amortiguador de gas que ayuda a abrir y cerrar la caja de herramientas. Además, lleva discos de freno y control electrónico de estabilidad de serie, mejorando notablemente la distancia de frenado.

Interior

La cabina del 389 deja claro que en Peterbilt eran conscientes de la cantidad de tiempo que los conductores pasarían en ella, por lo cual es sumamente cómoda. Y es que la principal aplicación de este camión es el transporte de larga distancia, pero también es un vocacional muy capaz. El tablero es bastante ergonómico, con los controles al alcance del conductor y una buena visibilidad frontal –aunque hacia atrás las enormes chimeneas cromadas que tan bien lucen reducen la misma un poco-. El panel de instrumentos está muy bien ordenado y todos los medidores tienen una gran lectura; además, el color opaco del tablero reduce los reflejos del sol, al tiempo que resiste bien las rayaduras y la decoloración. Los asientos son bastante cómodos y, como el volante es ajustable en altura y profundidad, no tendrás problemas en encontrar la posición de manejo que mejor se ajuste a tu cuerpo.

Hay disponibles cuatro diferentes dormitorios de 44, 58, 72 y 78 pulgadas -aunque no es probable que sean muy utilizados dentro de las aplicaciones vocacionales-. Además, están equipadas con muchos compartimentos para guardar tus cosas, repisas, tienen buena iluminación superior y un buen sistema de climatización. En el acabado Premium está disponible el sistema de infotenimiento SmartNav, el cual usa una pantalla táctil de 7 pulgadas para mostrar información en tiempo real del estado del camión, navegación especial para camiones de Garmin, conectividad Bluetooth, reconocimiento de voz y más.

Motores y transmisión

Bajo el cofre del Peterbilt 389 hay dos opciones para impulsarlo. La primera es un Paccar MX-13 cuyo rango de potencia va de 380 a 500 HP y un par motor que oscila entre 1,450 y 1,850 lb-pie. La alternativa es un Cummins ISX 15 cuya potencia va de los 400 a los 600 caballos y el torque de 1,450 a 2,050 lb-pie. La transmisión corre por cuenta de cajas Eaton Fuller, con manuales 9, 10, 11, 13, 15 y 18 velocidades, o una automática de 18 cambios.

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. nestor

    indudablemente un camion realizado para grandes trabajos y para no pasar trabajo

  2. A Xere

    En la vida real, tremenda nave. El día en que se me ocurra irme no voy a parar hasta que posea, o al menos, conduzca uno. De momento lo disfruto en el American Trucks Simulator, solo que no es la versión moderna que se ve en el artículo, y encima tuneado hasta bien lejos. En el juego tengo un motor Caterpillar de 850 HP y manejo con un joystick completo en un LG de 48 pulgadas con audio 7.1, así que imagínense. Es verdad que soñar no cuesta nada. Pero al final de la historia, lo cierto es que tremendo hierro… Ñoooooo

  3. Iceman

    Una belleza, el 379 era la imagen del camion americano, si de verdad este modelo logra remplazar al 379; entonce estamos ante la precencia de una maravilla. Yo nunca hevisto un peterbilt en Cuba, ni siquiera de las decadas de 40 y 50 cuando la precencia de vehiculos americanos era abundante.
    Curiosidad: El dia 30 de julio por la tarde, viendo deportes por tele rebelde transmitieron un comercial del Dodge RAM, Dodge Challenger y de un camion Volvo yo nuca había visto eso en la television cubana. Alguien mas lo vió?

    1. Cadillac

      en verdad yo creo que lo podra reemplazar, es la viva imagen del tipico camion americano como dices, el diseño clasico se mantiene pero a la vez evoluciona…caramba no pude ver eso que comentas en tele rebelde….eso fue de chiripa !

  4. dany

    Hola les voy a tratar de enviar fotos de los Peterbilt y kenworth que tenemos ac’a en la empresa donde trabajo. Saludos.

    1. Cadillac

      dany recibi las fotos, te respondi a tu correo, me quede LOCO con las capacidades que tiene el Peterbilt rotuladas en la puerta, sobre todo por la relacion tara/peso total cargado….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>